3 pasos para una vida saludable

3 pasos para una vida saludable

Si hoy tuvieras el poder de cambiar a tu antojo alguna decisión mal tomada del pasado, ¿la cambiarías? ¿te evitarías algún dolor, algún corazón roto? Seguramente tú, como yo, respondiste que sí a todas esas preguntas. Siempre hay algo en la vida, aunque sea algo pequeño, que nos gustaría no haber vivido; pero claro, como no tenemos el poder de ver hacia el futuro, a veces actuamos de maneras que nos llevan a resultados no deseados.

Y ahora la segunda parte de esa pregunta: si pudieras saber con certeza qué iba a pasar en el futuro, ¿tomarías las mismas decisiones? Guarda esa respuesta dentro de ti y quédate con una lección para lo que viene, en donde tengas claro que no todo está en tus manos, que no todo lo puedes controlar, pero que sí hay cosas que puedes prever; porque puede que lo que quieres no salga tal como lo esperabas, pero si actúas en la dirección correcta, vas a tener muchas más oportunidades de encontrarte con un futuro que te haga muy feliz. Hoy es el día para pensar en lo que viene, en el futuro que quieres, porque al cambiar tus malos hábitos por unos más saludables, tu “yo” del futuro va a agradecerte por lo que hiciste hoy.

Una de las cosas que se nos escapan de las manos, son las que nos hacen doler, como las tristezas o las enfermedades. En este caso, queremos hablarte del cáncer de seno, porque si bien puede llegar sin avisar, también puedes preparar tu cuerpo lo mejor que puedas para prevenirlo y evitar que llegue a tu vida. Estos 3 pasos para una vida saludable no son una receta mágica ni infalible, pero sí una muy buena fórmula para alejarlo de ti. Conoce, pues, estas tres prácticas que te harán una mujer tan fuerte como sea posible.

1. Tener una dieta balanceada 
Cada vez se pone de moda una dieta distinta, una que propone eliminar ciertas harinas o vegetales o una que te promete bajar decenas de kilos en solo un par de meses. No saltes arbitrariamente de dieta en dieta, porque no sabes de qué nutrientes te estés privando al sacar de tu vida diaria ciertos grupos de alimentos. Pregúntale siempre a tu médico, aliméntate sanamente, con la consciencia de que tu cuerpo es todo lo que te sostiene, lo que te puede llevar a cualquier parte del mundo. Trátalo bien, cuídalo siempre y nunca dejes de lado las frutas y vegetales.

2. Mantenerte activa
La buena alimentación es la base de un estilo de vida saludable, pero no es suficiente. Tu cuerpo no necesita que dejes de comer o que solo comas ensaladas para bajar el par de kilos que te atormentan. Come sanamente y compleméntalo con ejercicio. No tienes que correr maratones ni pasar horas en el gimnasio; basta que cada día camines 30 minutos para que tu metabolismo reconozca la actividad física constante y te premie ayudándote a bajar esos kilos de más. Además de cambiar la forma cómo te ves, te va a llenar de energía y felicidad.

3. Limitar el consumo de alcohol a un trago por día
Dicen que todos los excesos son perjudiciales y en este caso, es totalmente cierto. Si disfrutas al tomar algún cóctel con tus amigas, no tienes que dejar de hacerlo; la clave es no abusar. Tómate, máximo, un trago al día para que puedas seguir disfrutando de lo que te gusta sin hacerle daño a tu cuerpo.

Estos son los tres pilares, los tres principios que proponemos para disfrutar de una vida plena, feliz y sobre todo: llena de salud. No le exijas demasiado a tu cuerpo, no le quites los nutrientes que necesita por pensar en calorías que no quieres contigo y no lo obligues a procesar bebidas que puedan dañarlo. Acuérdate que las decisiones que tomes hoy, empiezan a dibujar lo que será tu futuro.

 

Sin Comentarios Aún

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos: HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!