Cinco celebraciones únicas de año nuevo

El 31 de diciembre no es un día más, porque son 24 horas llenas de símbolos, donde buscamos disfrutar al máximo para recibir el año nuevo de la mejor manera. Pero no siempre estamos en el momento ideal para celebrar y cuando eso pasa, ¿qué hacemos? No dejar que nada dañe nuestro día; por eso, aquí te dejamos cinco celebraciones únicas de año nuevo.

imagenes_blog_22_12_17_1

1. Vuelo retrasado
Si este fin de año te encuentra en un aeropuerto porque fue imposible llegar a tiempo a tu destino, no te pongas triste; mejor encuentra la forma para celebrar aún estando en un lugar así. ¿Nuestra sugerencia? Haz un tour gastronómico por todos los puestos de comida que tiene el aeropuerto, compra una cosa en cada lugar y arma una cena de Navidad como ninguna otra.

2. Sin vacaciones
Por cada año de trabajo, tenemos una cantidad definida de días de vacaciones y en algún momento nos toca trabajar durante las festividades. Por eso, si ese es tu caso este año, haz que tu oficina y todo lo que te rodea, tenga un poco de espíritu navideño: vístete con sacos de Navidad, pon música navideña, lleva comida especial para el almuerzo y busca la manera de llevar algunas luces a tu puesto de trabajo; aunque no sea lo mismo que estar en casa, seguro te ayudará.

imagenes_blog_22_12_17_3

3. Turista
Si estás en una ciudad o en un país donde no conoces a nadie, celebrar la Navidad como sueles hacerlo, puede ser complicado. Por eso, olvídate de la cena familiar, investiga qué fiestas hay en la ciudad y ponte tu mejor pinta para salir a celebrar. Para bailar y para tomarte una copa de champaña, no necesitas a nadie más.

4. ¡Achoo!
Si estás enferma, tal vez no quieras salir a bailar, pero seguro que una selección de las mejores películas de Navidad, te van a hacer sentir mejor. Reúne a toda tu familia alrededor de la tele, para que disfruten de los clásicos de fin de año hasta que el reloj dé las 12:00.

5. Sin ánimos
Si quienes te rodean no tienen ánimos de celebrar, crea tu propio kit de celebración: compra doce uvas, sírvete una copa de champaña, ponte ropa interior amarilla, toma lápiz y papel y que empiece el ritual. Cuando den las 12:00, tómate la champaña, ponle una intención a cada uva y escribe el papel todo lo que dejas atrás con este año que termina.

Ahora ya lo sabes, no hay nada que te impida celebrar el fin de año, así que si estás en alguna de estas situaciones, pon en práctica estos tips y recibe el 2018 con una sonrisa en la cara. Y ahora cuéntanos: ¿cuáles son aquellas celebraciones únicas de año nuevo que has vivido?

frase_blog_22_12_17

Sin Comentarios Aún

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos: HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!