Días ordinarios, días extraordinarios

Días ordinarios, días extraordinarios

La vida está hecha de cosas, de momentos y de personas que no podrían existir si no tuvieran un espejo, un elemento opuesto que les dé validez. Por ejemplo, ¿cómo sabrías lo que es la felicidad si no hubieras sentido nunca un poco de tristeza?, ¿cómo nombrarías a la tranquilidad si no existiera a veces el miedo que te pone los pelos de punta?, o ¿cómo te darías cuenta de que un día es extraordinario si no hubiera cientos de días ordinarios para mostrarte la diferencia?

De eso se trata la vida, de darle a cada cosa el valor que requiere, de no dar nada por sentado, de apreciar hasta los malos sentimientos, porque solo ellos nos muestran la importancia de aquellos que nos hacen bien.

3

Por eso ahora que los viajes llegan a su fin, las vacaciones se terminan y las responsabilidades del colegio, la universidad, el trabajo o la casa vuelven a surgir, es el momento de darle a los días ordinarios la importancia que se merecen. Esos días en que aparentemente no pasa nada, no son cualquier cosa; porque cuando piensas que “no pasa nada”, en el fondo está pasando mucho: un día ordinario es, para empezar, un día sin malas noticias; un día donde duermes tranquila, donde tienes una casa a la cual llegar; en un día ordinario no hay hambre, no hay miedo, no hay tristeza, no hay nada de qué escapar.

4

Además, en un día ordinario vuelves a tus actividades, a la rutina que creaste, a las tareas y las responsabilidades; por eso, este es el momento para decidir qué es lo que quieres hacer con todos esos días, que serán la parte más amplia de tu vida. Cambia de trabajo si el tuyo no te hace feliz, duerme menos horas si sientes que pierdes tiempo valioso, cambia tu dieta si la que llevas no te despierta las papilas, toma nuevas rutas hasta tu casa si es que el paisaje de siempre ya no te sorprende.

 

Ahora toma todo esto que te digo, aplícalo a tu vida y haz los cambios necesarios para que tus días ordinarios sean, de algún modo, extraordinarios.

2

Sin Comentarios Aún

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos: HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!