La libertad de una mujer

La libertad de una mujer

El tiempo lo cambia todo y el paso de él nos cambia a todos. Nosotras, por ejemplo, pertenecemos a un momento de la historia, en donde lo que nos motiva no es lo mismo que motivaba a nuestros padres ni a nuestros abuelos; porque para nosotras, los momentos valen más que los objetos y las experiencias son lo que compone nuestras vidas; ya no nuestras posesiones y mucho menos las cosas que nos atan.

1

A mamá, por ejemplo, la hacía feliz tener por fin una casa propia en donde pudiera decorar cada rincón a su gusto; a nosotras en cambio, nos llena de emoción tener una maleta y un pasaje para cualquier rincón del mundo. A papá lo llenaba de orgullo tener una carrera sólida al interior de una empresa donde pudiera estar veinte años, pero a nosotras no hay nada que nos guste más que conocer múltiples lugares, aprender de ellos y tener innumerables compañeros de trabajo que terminen por convertirse en amigos para siempre. Nosotras disfrutamos de todo aquello que decidimos disfrutar, no de lo que nos toca.

imagenes-generales_blog_21_10_16

Porque si pudiéramos definirnos en una palabra, sería la libertad. Libertad de pensar como queramos, libertad para elegir lo que verdaderamente nos gusta y no lo que nos es impuesto. Libertad de trabajar en nuevos formatos, sin jefes ni horarios; libertad de vestirnos de formas distintas cada día: sin incomodarnos, sin exigirnos de más, sino mostrando lo que somos; porque somos libres, también, de sentirnos hermosas y de dejar que la libertad nos abrace en cada prenda que elegimos usar.2

Nosotras elegimos vivir una vida donde tengamos la libertad de escoger. Una vida donde podamos enamorarnos de quien queramos y no de “el mejor partido”, una vida donde podamos dedicarnos a esa pasión que nos pone los pelos de punta y no donde tengamos que graduarnos de la misma carrera que estudió mamá. Y si tú, que estás leyendo esto, sientes que no eres libre, déjame decirte que tú eres una de nosotras: una mujer empoderada de sí misma y de todo lo que pasa con ella; una mujer libre.

Y ya que nos definimos a nosotras mismas con una palabra, podemos definirnos ahora a través de una prenda: un bralette, porque él, como nosotras, vive en absoluta libertad.

4

Sin Comentarios Aún

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos: HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!