El amor de San Valentín

El amor de San Valentín

Todas creemos en cosas distintas, todas – en momentos de crisis – acudimos a lo que sentimos que nos puede ayudar. Hay quienes meditan, hacen yoga, van a la iglesia, o encienden velas para pedirle favores a sus santos preferidos. Y si me preguntan a mí, de todos los santos, mi favorito es San Valentín.

San Valentín es el santo del amor y yo creo en el amor más que en cualquier otra cosa, porque el amor solo atrae cosas bonitas y solo produce sentimientos de felicidad. Cuando amamos pasan cosas hermosas y cuando nos aman, todo a nuestro alrededor parece mejor.

1

Cuando alguien está enamorado, sobre todo en el comienzo de su relación, tiende a pensar que el otro es “el mejor del mundo” y sin importar si su otra mitad realmente es “la mejor del mundo”, lo que vale es que el enamorado lo siente así y para él, es una verdad irrefutable. Ahora, si multiplicamos ese enamorado por los cientos, miles o millones de enamorados que habitan nuestro planeta; tenemos como resultado millones de personas que para alguien son “las mejores del mundo” y eso, sin lugar a dudas, hace de nosotros una sociedad más positiva, colmada de buenos sentimientos y de pensamientos más felices.

Pero el amor no es solo el amor romántico, es también el amor filial; ese que se siente por papá y mamá; ellos que son nuestro primer hogar, nuestros primeros maestros, nuestros protectores inquebrantables. Y el amor es también el amor fraternal, el que compartimos con nuestros hermanos que son nuestros iguales en la vida, nuestros primeros mejores amigos, nuestros cómplices eternos.

3

Y el amor está en ese gato o perro que nos ha acompañado desde pequeños y que hace parte de nuestra familia y está también en nuestros amigos, nuestros consejeros espirituales. Y está en lugares tan pequeños, como las cajitas llenas de cartas que nos enviaron alguna vez nuestras amigas y en cadenas o pulseras que nos regaló la abuela.

2

Por eso soy una enamorada del amor, porque es ese el sentimiento que nos recuerda los momentos más felices de la vida, a los que también recordamos con todo el amor. Así que ahora, que se viene el día de San Valentín, no importa si estamos acostumbradas a celebrarlo o no; hagamos que este sea un día para alegrarnos y agradecer todo el amor que hemos tenido y tendremos en nuestras vidas.

1 Comentario
  1. Hoy ya más calmada, se puede reflexionar y agradecer y apreciar este bello mensaje, estoy de acuerdo con celebrar el día del amor, pero debería ser un día creativo que creo es la mejor prueba de amor o amistad , que el excesivo comercio.

    El amor es nuestra inspiración a obtener logros personales y, algo muy personal el amor a mi me calma, me hace tomar decisiones pensando tnb en los demás no solo mi familia, te enseña a compartir a cuidarte , siempre es todo bueno.

    Gracias mi Dios y Leonisa. (NO ME PUBLIQUEN . GRACIAS..)

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos: HTML <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!