ESTEMOS BIEN EN CASA

Al interior de la Compañía, permanentemente desarrollamos diferentes iniciativas para que “LLEGUEMOS BIEN A CASA”. Desde Gestión Humana se diseñan diferentes estrategias para contribuir a la salud y el bienestar de nuestra Comunidad Laboral.

Por eso, durante este tiempo de aislamiento preventivo, en el que es necesario emprender acciones para mantener nuestra salud mental y física, y la de los integrantes de nuestra familia, queremos darte algunas sugerencias, para que “ESTEMOS BIEN EN CASA”.

Comparte esta información con los que más quieres. ¡Esperamos que sea de utilidad!

CREAR TU RUTINA, UNA BUENA OPCIÓN PARA OCUPAR TU TIEMPO Y CALMAR LA ANSIEDAD

Identificar algunas de las manifestaciones emocionales que tú o algún miembro de tu familia, pueden experimentar en esta época de aislamiento, nos ayudará a entendernos y comprender a los demás.

Manifestaciones emocionales:

  • Pensamientos negativos y de malestar.
  • Sensación de impotencia y desespero.
  • Cambios rápidos de estados de ánimo.
  • Irritabilidad.
  • Alteración en el apetito.  
  • Deseo de estar acompañado todo el tiempo, o por el contrario, de estar solo.
  • Somatización de emociones en dolores corporales.

Por eso, para tener una buena convivencia en este momento que compartimos tanto tiempo en el mismo espacio, es importante entender que todos reaccionamos de manera diferente, según nuestra personalidad, la forma en la que vemos la vida y el contexto en el que estamos.

¡Crea tu rutina!

Asumir el aislamiento como la posibilidad de invertir tiempo en diferentes actividades, tal vez en algunas que cotidianamente no lo hacemos, nos permite tener la mente ocupada y focalizarnos en nuevos propósitos.

¡Crea una rutina! Tener las actividades planificadas de cada día, hace que tu cerebro calme la ansiedad que le produce lo desconocido.

Te sugerimos incluir las siguientes:

  1. Cuidado personal. Define una hora para despertarte cada día, toma una ducha, ponte ropa cómoda diferente a la pijama y establece horarios para tus comidas.
  2. Define un tiempo limitado para revisar tu celular y las redes sociales. Ser selectivo con los contenidos y fuentes de información, sobre todo en este momento, puede minimizar tu ansiedad y preocupación.
  3. Realiza actividad física. La liberación de endorfinas que se produce con el ejercicio, hace que tengas un buen estado de ánimo y genera una sensación de bienestar.
  4. Escucha un podcast. Busca alguno que te permita, según tus intereses, mantener pensamientos positivos, meditar o incluso aprender un nuevo idioma. Te recomendamos Entiende tu mente y Practica la psicología positiva, disponibles en Spotify, pero puedes explorar más.
  5. Destina tiempo para compartir con tu familia. Disfrutar de un juego de mesa, preparar una receta, sacar las fotos familiares para recordar los momentos importantes o divertidos, o tener una conversación cálida, serán una excelente inversión para fortalecer la unión familiar y demostrar interés por los que quieres.  
  6. Fortalece tu espiritualidad.  Elige un momento del día para conectarte con tus convicciones y contigo. La meditación es una excelente alternativa, porque se basa en desarrollar una buena respiración, para calmar las emociones y pensar de forma serena.  Calm, Meditopia o Insight Timer son aplicaciones que te pueden guiar en este propósito.
  7. Sigue aprendiendo. Identifica qué temas son de tu interés, busca las mejores fuentes para acercarte a estos y ponte metas diarias de consulta, o de lectura. Aprovecha los diferentes cursos virtuales, Webinars, tutoriales. Dedicarle dos horas diarias a esta actividad te permitirá ver resultados pronto.  
  8. Mantén el contacto con tus familiares y amigos. Destina un tiempo del día para hablar con tus familiares y amigos. Haz una llamada o recurre a reuniones virtuales o chats de comunidades, para interactuar con las personas que quieres.

¡Tienes ayuda!

Si después de contar con el apoyo de tu familia y establecer tu rutina, no consigues sentirte bien y tener manifestaciones emocionales positivas, tienes la opción de recurrir a la telemedicina, mediante la cual puedes acceder a una consulta virtual con un psicólogo. 

Lo puedes encontrar a través de las líneas de atención de tu EPS, en tu póliza de salud o con un profesional recomendado.

Fuente: https://www.minsalud.gov.co/sites/rid/Lists/BibliotecaDigital/RIDE/VS/PP/ET/directorio-salud-mental-prevencion-suicidio-minsalud.pdf

4 Comentarios
  1. Cada dia que pasa me siento mas orgullosa de pertenecer a esta gran familia donde siempre se preocupan por nuestro bienestar y el de nuestras familias este blog me llego en el mejor momento Dios los bendiga

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!