RETO DE 7 DÍAS PARA RENOVAR TU ENERGÍA

Please select a featured image for your post

El día a día nos va robando energía, y sentimos que la carga vital se empieza a disminuir con el paso de las semanas que siempre tienen una nueva tarea para nosotras. Y claro, para todo tenemos que sacar la fuerza y el tiempo, pero hay momentos en los que necesitamos recargarnos con algo y vemos las vacaciones como una fecha muy lejana y la gasolina de nuestro cuerpo empieza a escasear.

Pues bueno, primero, siéntete feliz de saber que no es algo extraño y que no eres la única, ¡nos pasa a todas! Y para ello queremos proponerte un reto de una semana, que aunque parezca una tarea más, es una tarea para recuperar la energía con simples hábitos que te ayudarán a sentir que la motivación y el entusiasmo vuelven a ti.

Día 1: Todo es menos grave cuando se ordena.

todo-es-menos-grave-cuando-se-ordena

Adelantemonos al lunes y empecemos este reto desde un domingo, ¿por qué? porque desde allí puedes planificar perfectamente tu semana. Es muy simple, muchas veces las tareas se hacen más grande en nuestras cabezas de lo que realmente son. Pues bueno, toma una hoja y un lápiz y empieza a organizarlas por orden de prioridad, intenta que las más pesadas o complicadas estén al principio de la semana. Con ellas en un cronograma día a día, verás que no son tantas, y que con un poco de concentración durante cada día se podrán realizar tranquilamente. Conseguirlo no solo desatascará tu agenda sino que te dará la satisfacción de la tarea cumplida.

Día 2: A veces es solo cuestión de respirar.

a-veces-es-solo-cuestion-de-respirar

Mucho hemos oído hablar por estos días de la meditación, ¿y saben qué? tienen toda la razón, ayuda a tranquilizarte y sentirte más enérgica. Y para ello no necesitas nada, absolutamente nada, más que tomarte un par de minutos y concentrarte en tu respiración. Claro, hay métodos más avanzados, pero para empezar, puedes sacar dos  minutos al despertar para concentrarte única y exclusivamente en cómo el aire entra y sale de tu cuerpo. Esto despejará tu mente, haciendo que te sientas más tranquila, serena y con tu cerebro preparado para las diferentes tareas que debas hacer.

Día 3: Las quejas son energía que no vuelve.

Mucho hemos aprendido por nuestra cultura a percibirnos desde la carencia, y el problema de esto radica en que a diario pasamos gran parte del tiempo quejándonos sobre asuntos que nosotras mismas podemos solucionar. Pues bueno, a saber que ninguno de esos asuntos se va a solucionar simplemente quejándose de ellos, y que más allá de liberarte lo que hacen es que gastes energía innecesariamente y que tu cerebro se llene de información negativa. Haz el esfuerzo de no quejarte, empieza este día, y en lo posible, si algo te molesta, actúa para mejorarlo, de a pocos, no importa, la acción te dará más perspectiva que los fantasmas que crecen en tu cabeza con la queja.

Día 4: Lee, para saber que la tuya no es la única verdad.

lee-para-saber-que-la-tuya-no-es-la-unica-verdad

Todo se ha contado a través de la literatura, y cada uno de tus problemas o angustias tienen un libro en el que se reflejan. Leer te da perspectiva, humildad y la tranquilidad de reconocer que no todo es tan grave, tan inmenso, y que simplemente es una historia que, como todas, acabará en algún momento. Lee, para conocer otras realidades, para que tu cabeza no esté tan centrada en tus propios problemas sino que se esparza por un momento y que así, minimice el drama.

Día 5: Escuchar una voz familiar puede ser toda la terapia que necesitas.

escuchar-una-voz-familiar-puede-ser-toda-la-terapia-que-necesitas

Con el afán de los días nos olvidamos de la paz que nos da la compañía de aquellos a quienes amamos. Y claro, por diferentes motivos a veces no podemos verlos, pero siempre habrá un teléfono a la mano para hacer una llamada. Escuchar sus voces, sus risas y sus consejos o palabras de aliento harán que tu vida sea mucho más llevadera y que dentro de tí crezca la certeza que cuentas con seres fenomenales.

Día 6: Un poco de movimiento, como todo en el universo.

Empieza el día bailando, trotando, yendo por una pequeña caminata. Recuerda que en el universo todo se mueve y que cuando te quedas quieta estás en contra de su naturaleza. Además un poco de movimiento activará la producción de endorfinas, la química cerebral de la felicidad, haciendo que tu cerebro se encuentre más receptivo y entusiasta. ¿Qué esperas? A moverse.

Día 7: Celebra y celébrate.

Bueno, es fin de semana y todo no deben ser tareas, necesitas esparcirte, pensar en otras cosas y felicitarte de vez en cuando por todo lo bueno que has hecho, como cumplir con un reto de 7 días. Por eso hoy busca la manera que más te guste de celebrar y abrázate a ti misma, recuerda que a través del amor propio también nos recargamos.

Y ya está, sin necesitar de mucho más que un poco de voluntad, verás cómo en menos de una semana irás sintiendo como la energía vital se apodera de ti, para seguir teniendo en ti la fuerza necesaria para hacer de tu vida un espectáculo.

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu email no será publicado

Tu comentario será evaluado. Si cumple con nuestra política de buenas prácticas, será aprobado y publicado por nuestro editor. ¡Gracias por unirte a la conversación!